Muy próximo a la cuidad de Teruel, tras haber pasado el de la Fuente Cerrada, llegamos a este Merendero donde podemos hacer brasas en todas las épocas del año y tenemos muchas mesas cubiertas por los árboles que nos proporcionan un lugar idílico para pasar un día en el campo.